4 cosas que no debes olvidar al hacer tests A/B

4 cosas que no debes olvidar al hacer tests A/B

Una de las herramientas empleadas para optimizar la tasa de conversión en una tienda online es el test A/B, que consiste en introducir en el diseño actual (llamado modelo de control, o prueba A), pequeñas modificaciones (modelo B) y medir cuál de ellas genera más compras. No obstante, para que dicho recurso sea efectivo, deben seguirse las recomendaciones que se señalan a continuación.

No disparar al aire. No se trata de realizar tests A/B a lo loco, simplemente “para ver qué sucede”. Es necesario establecer una meta. Si, por ejemplo, en un principio se tiene la impresión de que lo que no está funcionando es la proposición de valor, es decir, las razones que se indican en la página para convencer al cliente de que haga clic, entonces es allí donde se deben aplicar las pruebas. En este caso se tiene que tener en cuenta, además, que una modificación radical puede empeorar las cosas, por lo que hay que andar con cuidado, introduciendo los cambios poco a poco.

Ampliar las posibilidades. Aunque por definición, un test A/B utiliza dos modelos, nada en las reglas del ecommerce impide que se vaya más allá y, si se ha identificado el problema, se empleen también pruebas C, D e incluso E. Esto abre un abanico mayor de posibilidades y permite identificar qué mejoras realizar en un menor tiempo. Eso sí, para hacer tests con más de dos variables, es necesario que la página web cuente con suficientes visitas, pues de lo contrario, los resultados estadísticos no serán significativos.

Utilizar otras técnicas. Si bien, como se ha explicado, los tests A/B son una herramienta adecuada, emplearla de forma exclusiva para medir el rendimiento no es lo más conveniente. Recuérdese que existen otros parámetros y otras unidades de medida que habría también que combinar. Así, por ejemplo, hay que tener en cuenta tanto el aumento de las visitas en sí, las veces que la página es compartida en redes sociales, las suscripciones al boletín (newsletter), etcétera. Aunque no se vea una relación directa, el aumento de estos parámetros influye a su vez en la ratio de conversión.

Diferenciar dispositivos. El aumento del tráfico por Internet desde smartphones y tablets, con una pantalla más pequeña que la de los ordenadores de mesa, obliga a que el diseño de la web tenga que adaptarse a ambos. En otras palabras, hace falta una personalización del sitio tanto para desktops como para portátiles y móviles. A su vez, si se realiza un test A/B para modificar algún segmento de la página, hay que tener en cuenta ambos formatos, pues lo que funciona en uno puede ser desastroso en otro.

Con estos consejos y teniendo en cuenta los errores que no debemos cometer, es posible que podamos realizar de forma satisfactoria tests A/B.

Gracias a las herramientas de personalización que ofrecemos en Blueknow puedes mejorar la conversión, aumentar el AOV (valor medio del carrito) e incrementar tus ventas. Nuestro modelo SaaS (Software as a Service) transforma un producto complejo en algo sencillo que cualquiera puede usar. En pocos días estarás viendo los resultados.

Si quieres mejorar la conversión de tu site contáctanos a contact@blueknow.com o al 93 269 67 07

 

Marcelo Arnone

Blueknow

Personalizamos la experiencia de compra

 

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de IMG_20130227_192440.jpg por Fumi Yamazaki, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “ShareAlike” No-Comercial en https://www.flickr.com/photos/fumi/8515418602/